miércoles, 6 de julio de 2011

Tucuman recibe su presidenta

La victoria del Pueblo se construye. No debemos dormir sobre las encuestas y la incapacidad de las corporaciones de generar candidatos que puedan darle disputa a Cristina. Tenemos que militar de sol a sol, boca a boca, casa por casa, barrio por barrio, de universidad en universidad, de colegio en colegio... No tiene que quedar un ladrillo que no sepa todo lo que nos jugamos en esta. Es que en octubre se confrontan no sólo candidaturas, sino dos proyectos de país. Uno es el de la reacción que se aferra a los privilegios. Otro, el que encarna Cristina, es un proyecto en construcción donde lo nacional y popular, no es sólo consigna sino sustancia.
Vamos por la profundización y sabemos que el derecho a ganarla se plasma en la medida en que la mayoría de los argentino/as hagan propio el proyecto nacional. Estamos convencidos que la profundización, que es la mejor forma de defender nuestro gobierno, sólo se alcanza si sobre el rumbo de lo hecho proyectamos a patria que soñamos. Pero sobre todo si articulamos la fuerza política necesaria para bancar los avances sobre los intereses materiales concretos de aquellos que no quieren la distribución de la riqueza ni del poder.
En la construcción de esa victoria, con la participación del Pueblo, con la acción de la militancia, vamos a ir gestando el sentido de esa sociedad más justa, más libre, más soberana. Vamos a ir empapando de Pueblo al Estado para ponerlo definitivamente con el horizonte en la organización social y política que garantice la liberación. Por eso junto a Cristina y leales a nuestros sueños, comenzamos la campaña militante, donde la militancia le pone el cuerpo, la sangre, el alma y los sueños, esenciales para cualquier gesta histórica.
Néstor, Péron, Evita, 30.000 compañeros, y muchos más que nos precedieron en la lucha, desde el cielo sonríen, sabiendo que no nos han vencido y que, como incorregibles que somos, vamos por más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada